sábado, 3 de marzo de 2012

Ladrido

La montaña ruge que ha amanecido
y el sol me susurra su presencia
a golpe de luz en tu barba.
El cielo es más azul que de costumbre,
el ladrido del perro sigue acunando
nuestro despertar desde la calle
y las sonrisas se dibujan solas.

6 comentarios:

Rosa dijo...

También has dibujado una sonrisa en la mía...
Besos desde el aire

Daniel Casares Román dijo...

esas son las sonrisas más bonitas, las que se dibujan solas...

andré de ártabro dijo...

La montaña surge como surgen tus letras bordando azules y cielos y haciendo que tus sonrisas se contagien y cuando ríes tú, no ríes sóla.
¡Preciosa!
Un beso.

C. dijo...

¿Sabes? Eso mismo me ha dicho una persona importante. Que el amor es lo que tú quieres que sea. Debéis tener razón, sí.
Además, alguien de palabras tan bonitas no debe poder equivocarse.

MTeresa dijo...

Un bonito despertar
entre las sonrisas,
muy bello

Juan Manuel Gonzalez Almiron dijo...

Amaria ir a las montañas. Siempre me imagino como seria despertar alli. Asi que gracias.
Bless!.