jueves, 29 de marzo de 2012

Eso siempre gusta

La luz es adictiva
y más en mañanas como esta:
de tumbarse en el campo
y esperar que lluevan suspiros.
Poesía es correrme a ritmo de Joaquín Sabina,
mirarte a los ojos y que el sol nos toque
un blues en mitad de la primavera.
Rayos atormentados y llenos de vitalidad
que emborronan la melancolía para hacerla libre.
Esto me llena, me gusta.
A ti dejé de quererte hace tiempo.
Lo siento. Fue efímero, pero intenso,
y eso siempre gusta.

10 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Efímero pero intenso, sensual y bucólico como tu monte y como tus versos.
Un beso

i*- La que canta con Lobos dijo...

Cierto la luz es adictiva, al igual que la poesía. Lo efímero es bonito. Un abrazo

C. dijo...

A mi también me gustan las cosas efímeras. De vez en cuando y siempre que sean intensas.

Daniel Casares Román dijo...

Qué envidia le tengo a Sabina...!

.A dijo...

dejar de amar no es dejar de querer..

andré de ártabro dijo...

Mándame tu dirección postal a aartabro@yahoo.es y te los mando por correos,
Besos.

Forgotten words dijo...

Pues si a ti te gusta entrar en mi pequeño espacio, para mi entrar en el tuyo es un gran privilegio y me encanta tenerlo ;) Nadie dijo que lo bello tenga que ser largo ;)

Carla dijo...

Adictiva la luz, el sol... tus letras.

Besos.

Anónimo dijo...

Enamoras

Mamen dijo...

guau! qué bien escribes muchachita