domingo, 26 de febrero de 2012

Dejo que mis párpados se tiñan de invierno

Miles de folios con frases tachadas alquilan el colchón de mi cama y escoltan mi sueño en madrugadas de desvelo como esta. Al otro extremo de la ciudad tú esperas a que el móvil vibre con algún mensaje mío. Me  asomo a la ventana y dejo que mis párpados se tiñan de invierno, que la oscuridad aporte algo de luz a estos cansados ojos. Es entonces cuando voy a por el móvil y te escribo: 'mis sábanas te echan de menos, la madrugada es menos madrugada sin tu barba amaestrando mi cuello y todo el mundo sabe que en un colchón quedan mejor dos cuerpos que uno'. Llamaste al timbre 25 minutos después. Buenos días.

11 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Hermosas reflesiones llenas de encanto y tomando como bandera el amor.
Un beso.

Pitt Tristán dijo...

Con esas cosas tan bonitas que dices es normal que se presente ipso facto. ¡Madre mía!

Rosa dijo...

Es un placer volver a tus montañas...

Besos desde el aire

C. dijo...

Ojalá también sonase mi timbre 25 minutos después de empezar a echar de menos.

Forgotten words dijo...

Dios me encanta ;) Me encanta la historia que narras, como lo haces, el hermoso lugar en el que se da, que abras de tal forma tu corazón..en definitiva me encanta tu espacio :)

Byron Campoverde Cabrera dijo...

Me sentí muy identificado con tus palabras...la diferencia es que yo no puedo estar en 25 minutos...

Elendilae dijo...

Así da gusto levantarse por las mañanas, ya sea enviando el mensaje o recibiéndolo ^^

Un besito

i*- La que canta con Lobos dijo...

¡qué bonito! eso es amor!!

Daniel Casares Román dijo...

...y mucho tardó! yo habría ido volando creo!

candela dijo...

Qué rápidez....

Besos

elinmigrantedelosversos dijo...

Me encanto esta entrada, que bueno cuando los mensajes tienen el efecto deseado.

Besos