lunes, 11 de julio de 2011

Enamora la vista y el alma

Una mujer joven con aires bohemios y desenfadados se distrae bajo la sombra de un árbol mientras pinta una vieja teja que rescató del montón que le sobró después de restaurar la casa que acaba de comprar en la montaña. La decora con motivos coloridos, estrellas y lunas que se dejan caer en forma de pintura. El pincel se desliza de una forma casi sensual. Enamora la vista y el alma. La mujer viste pantalones por la rodilla -casi diría que cortos- de un color rojo amapola y una camiseta blanca, algo ancha para su fina figura, a la que le cortó las mangas. Sus pies descalzos acarician el cemento sobre el que está sentada. Pelo largo y oscuro recogido en una trenza que cae hacia el lado izquierdo. Gafas de vista. Collares. Creo que lleva un piercing en la nariz, no lo sé, se gira de vez en cuando. Es guapa.

4 comentarios:

Razones que huyeron dijo...

Gracias por pasarte por mi blog y por tu comentario.
Yo también te sigo, y me quedo leyéndote por aquí.
(:

Niña de papá dijo...

Que bonito! La forma en que la describes es preciosa y me la he imaginado perfectamente.

Un besazo bonita! :)

Marlon dijo...

Qué bien describes. Creas imágenes muy bonitas y cercanas.

Un beso.

F. dijo...

hay palabras tan claves en este texto..