viernes, 24 de junio de 2011

Bébete el mar

Aprieta el calor y las cervecitas en la playa empiezan a llamarnos. Tardes sentada en la orilla con el mar a mis pies, cubriéndome de sal y haciéndome sentir libre. El sonido inconfundible de las olas chocando ferozmente contra la roca. Rodeo mis piernas con los brazos y apoyo la cabeza sobre las rodillas. Dejo a la brisa mediterránea jugar con mi flequillo y acariciarme el rostro con suavidad. Los ojos medio cerrados, intentando mirar solo lo bueno que este junio me deja. Sol feroz por todas partes y un ramillete de cervezas refrescándose en el agua atado a la pequeña barca azul. Un trago más de vida. Salud.

6 comentarios:

Nacho López Murria dijo...

El Mediterráneo es lo que tiene :)

Elena dijo...

qué grande es el verano :'D

Summer dijo...

Bueno yo soy de aguas atlánticas pero omitiendo eso, casi puedo sentirlo. Ay, una cerveza necesito yo mientras arañamos las últimas horas de sol en la playa... :)

Un saludo!

Cassiël dijo...

Ah, mi querido verano!
(Que no te engañen mis noches con Invierno, que mi corazón y caricias siempre fueron dirigidas a tu abrasador antebrazo)

Saara.. dijo...

La brisa del mar acompañada por placeres como es una cerveza siempre sacan lo mejor de nosotros.


:)

Ana dijo...

Que bien me vendria una cervecita en el mar...claro...si no fuera invierno en este lugar!
Saludos y gracias por tu visita.