martes, 10 de mayo de 2011

Creí verte gritar

Sobre la frágil madrugada de este mes de abril descansa el humo de tu cigarro. Nace en tu boca en forma de vocal. Me apeteces. Tumbado en el colchón iluminado por el sol le cuentas al aire que tu alma se está muriendo. Llega tarde este amanecer. Sigues bañando tus pulmones de alquitrán, cerrando los ojos para verme mejor el corazón. Demasiado oscuro. Todavía llevas puestos esos deteriorados vaqueros que cubren parte de tus piernas a base de agujeros. Torso descubierto. Vida rasgada. A pesar de todo sonríes. Aflora el rock en la vieja minicadena.

4 comentarios:

Nacho López Murria dijo...

a pesar de, acaba apareciendo el amanecer

chica león dijo...

guau :)

Ania Alonso dijo...

Precioso!

Anónimo dijo...

Que bonito y que profundo