sábado, 7 de enero de 2012

Vestido de primavera

La mañana se viste de frío y el frío de leña.
Un gato se acerca por detrás del árbol,
curioso, con la mirada atenta.
Yo sigo sentada en las escaleras de mi puerta,
con la cámara colgada al cuello esperando
el mejor momento del amanecer.
El sol, sigiloso, empieza a guiñarme un ojo
por detrás de la montaña. Le mantengo la
mirada. Verde mirada que calienta este
enero juguetón vestido de primavera.

10 comentarios:

Almu Glück dijo...

I like it (:

Mandarina dijo...

:) tú vives en una casa rural por ahí, no?

Itziar dijo...

Magnífico

Luna dijo...

De primavera tus mañanas, mientras la montaña contempla el paisaje.

Saludo enorme, Nerea. Buen día.

elinmigrantedelosversos dijo...

Qué bueno tener un momento y encontrarme de nuevo con tus palabras, poder leerlas tranquilamente, y aunque resulte quizás extraño encontrar en ellas una complicidad que se acomoda a este Enero que comenzó travieso y lleno de incertidumbres.

Besos

candela dijo...

No sé cómo lo haces pero siempre encuentras las palabras que mejor encajan.

Besos

C. dijo...

Es amor leerte.

Elendilae dijo...

Y ser la primera en saludar al sol que se asoma tras las montañas... Seguro que sale una foto preciosa :)

Un besito

FeoMontes dijo...

En tus palabras puede olerse el ambiente de la tierra húmeda de la mañana, palpar el calor humeante de una chimenea cercana, la brisa que busca el sol que va naciendo para tomar su calor.

Me encanta leerte porque me evade de este lugar que se llama Ciudad.

Un beso muy fuerte!!

Rocío dijo...

Me dan ganas de largarme al campo cada vez que te leo... =P