jueves, 1 de septiembre de 2011

Seguimos en la cama

Por fin, esta noche, brilla tu lengua sobre mi almohada
y tus párpados marcan los segundos de mi
insomnio. Un calor agobiante envenena
mis piernas. Pero tú estás sobre mis sábanas y el hielo
de tu sonrisa rebaja los grados de mi mente que se marchita
si no te piensa cada vez que escucho el motor de un coche.
Nos esperan las montañas y seguimos en la cama. Esta noche
el monte nos lo guardamos para nosotros entre bolígrafos
sin tinta y sudores en compañía. Me pinto las uñas de rojo
y te como a besos tu mañana de feroz estío.

20 comentarios:

Luna dijo...

Se nota el brillo en la noche, sobre todo en esa cama...Que todo espere.

Saludos muchos. Y bueno, linda noche!

Sara dijo...

Me aguanto las ganas de comentar en todas tus entradas y me busco la vida para hacerte un resumen cuando no tengo palabras para definir lo que leo cada vez que buceo por aquí. Precioso, quizás?
Un abrazo :)

Sandra dijo...

Sudores en compañía, guau..

Sory Escudero dijo...

Pues si que hace calor sí....

Rosa dijo...

Ainssssss!!!

Besos desde el aire

Mar dijo...

Bonita noche... espero que tengas muchas mejores que esas...
:) :D :)

TRABAJO ARTESANO dijo...

Caminaba por este mundo de señales cuando hoy un susurro, algo como el sonido de un rio al discurrir entre las montañas. Según me acercaba este murmullo iba transformandose en palabras y las palabras se hicieron frases y las frasen han terminado en los escritos de tu blog.
Me ha gustado mucho tu blog y espero que el murmullo siga sonando para que otros como yo puedan venira verte.

Como mi blog no genera murmullos te escribo mi dirección. Espero verte pronto.

http://trabajoartesano.blogspot.com

Expresarse es gratis dijo...

Inspirada por el calor agobiante de una noche de verano? sorprendente. Aunque bien pensado, el calor facilita el insomnio, y este, la inspiración. Sin duda si hay que sudar es mejor hacerlo en compañía, y si las montañas esperan, pues también es un consuelo. De nuevo me has conmovido con tu emocionada descripción de lo cotidiano. Enhorabuena.

MissKowalski dijo...

es como un vivir un universo paralelo, todo ese tiempo que pasamos con nuestra pareja en la cama, despertándonos y acostándonos, saliendo y entrando...desde luego, un mundo paralelo que hay que disfrutar, y sudar :)

Elendilae dijo...

Podría... no, no puedo, ya lo expresas todo de maravilla aquí :P No tengo más palabras, sólo me quito el sombrero ;)

Un besito!

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Brillante entrada. Un lujo leerte. Un saludo cordial.

TaliA-μιριαμ dijo...

Tal y como lo cuentas no me extraña que sigáis en la cama... Así nadie tendría ganas de levantarse.

Un besito y otro más, y tengo que decirte que envidio (sanamente) noches y días como esos.

JValentina dijo...

Muy inspirada en esa noche de sudores y besos....
me encanta y me gusta
un abrazo

Chiquilla dijo...

Precioso "seguimos en la cama". Es para no salir de ella.
Me ha encantado.

Saludos

Nacida en África dijo...

Mi querida Ene: Me he leído tu escrito y tres veces porque me gusta saber que es lo que intentas transmitir y al final he llegado a la conclusión de que estás hablando de la luna. ¿Me equivoco? :(

Juegas con las letras y ellas traviesas intentan despistarnos. :)

Brisas y besos.

Malena

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

qué bonito, Ene! a una le dejas los pelos de punta!!! uau!

julia dijo...

lINDO,PRECIOSO,ME GUSTO MUCHISIMo.besos de luz para ti y los tuyos.

Nacida en África dijo...

Quise ser más papista que el Papa :(, Ene.Sigo pensando que utilizas muy bien las palabras y da como resultado un bello escrito.

Brisas y besos.

Malena

Mascab dijo...

Vengo siguiendo tu estela por mi espacio y...chiquilla, qué bien escribes! me ha gustado mucho éste "seguimos en la cama" uhmmmmm

Me quedo, hala! allá al final del todo, prometo no hacer mucho ruido... o a lo mejor sí, quien sabe! soy muy rebelde!

Besos, guapa!

elinmigrantedelosversos dijo...

Sabes, me paso por aquí, leo estás líneas, una vez más tan hermosas como solamente tú sabes hacerlo, y pienso que me gustaría anidar en esa cama, convertirla en una especie de burbuja, por supuesto que no para siempre, las burbujas siempre fueron temporales, pero por un tiempo no tener más mundo que esa cama, esa compañía, la que siempre anhelamos.

Quizás mejor idea qué acabar en una azotea bebiendo cervezas y hablando con fantasmas a ritmo de tango.

Besos:)