domingo, 4 de septiembre de 2011

El sol se apunta a desayunar con nosotros

Pantalones de pijama de color rojo. Mezclados con mis piernas desnudas y una alfombra que cubre gran parte del salón. Aquí amanecemos, ya por costumbre, todos los domingos de verano. Curioso es que nos metemos en la cama, pero saludamos al nuevo día desde el comedor. Tumbados en el suelo parece que lloviera sin tregua. Tumbada sobre ti parece que la mañana es más mañana y que el sol se apunte a desayunar con nosotros. Su calidez me acompaña cada vez que beso tu ombligo. O cada vez que charlas con mis caderas, no te dicen nada claro y decides seguir torturándolas a base de lametones. Olvidamos las llaves de la rutina bajo la mesita de la televisión. Hoy no hay más obligación que la de volver a memorizar las líneas de tu espalda. Los recovecos de tu pelo en los que anidan mis rodillas. O la sombra de dulces miradas que pagaste sin intereses a cambio de una eternidad con mis dedos. Un piano suena delicado desde la calle. Melodía de colores vivos que me deja adormecida sobre tu pecho. De nuevo. Otra vez. Otro día más. Miro el calendario y van ya 3 semanas de despertares intensos. Duerme conmigo siempre, que te escribiré sobre papel de sueños todo lo que te quiero hacer. Todo lo que quiero que me hagas. Buenos días, te digo mientras descorro las cortinas.

8 comentarios:

lolaluna dijo...

Hola,me gusto tu blog y me encanta tu forma de escribir,
y si,esos días son los mejores,
saludos de lolaluna

julia dijo...

Que belleza por favor. Es una gran alegria visitarte . Quiero decirte que te agradezco de corazon a corazon tu comentario. Tienes un alma tierna para decir lo bello que me dices. Millones de besos de luz para ti y los que amas.

mara dijo...

que bonito ene ¡¡ y que envidia ¡¡

un abrazo y gracias por tu coment.

raúl dijo...

qué bonito, oye, de cuento!

Inés del Sol.. dijo...

Hola! Ya vuelvo por aqui! :)
Me encantan todas las pequeñas escenas que relatas... son preciosas.

"Hoy no hay más obligación que la de volver a memorizar las líneas de tu espalda".

Me encanta leerte, en cuanto tenga tiempo me leo toooodas las entradas mas antiguas :)

muchisimas gracias por tus comentarios! Un besazo!!

Expresarse es gratis dijo...

Despertar una mañana tumbado sobre una alfombra sin nada que hacer... solo se me ocurre algo mejor, y es hacerlo cada día. Otra pequeña escena retratada con bellas palabras. Me encanta.

elinmigrantedelosversos dijo...

Hermosa forma de envolver con palabras y sensaciones un día cualquiera, en este caso los domingos, y que producen sana envidia, de esa que refleja aquello que nos gustaría tener, o de aquello que una vez tuvimos, pero quizás por no cuidar, saborear, los pequeños detalles, naufragó para siempre en el pasado, porque a veces no nos damos cuenta que todavía no aprendimos adecuadamente a disfrutar de los chicos momentos, y es bueno comprobar que al menos alguien sí que sabe sacarles jugo, deleitarse con ellos, por eso es lindo leerte.

Besos:)

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Pareciera que el amor, la pasión, la ternura nunca abandona esas estancias vuestras. Me encanta el fuera horario, el que no haya tiempo específico para el arrumaco y la entrega.
Un abrazo.