jueves, 6 de octubre de 2011

Igual que las llamas de esta playa

Qué bien está esto
de hablarte y contarte todo lo que te he echado de
menos las veces que ha caído el agua a solas por mi espalda.
Las canciones que te has perdido
pero que ya tendrás tiempo de escuchar sobre
mis muslos.

Acojona, a veces, el frío que queda entre las sábanas
y que se empeña en recordarte de lunes
a viernes.
Un horario muy bueno, si me permites el apunte.
El estampado de rayas de mi pijama huye de
la almohada hasta el salón y recorre los marcos de los cuadros, solo
los marcos, mientras grita tu nombre en voz baja.
Hay pantalones vaqueros sin pistola y filas indias sin pluma, ¡tú te crees!
La de veces que habré pensado qué decirte cuando regreses y no nieve, o el
suelo esté
más frío que de costumbre.
El techo se viene a bajo, y ya no puedo hacer nada. Sin ti no se puede. Es
imposible, lo intento, eh, pero no hay manera.
O lo sujetamos los dos o esta casa se derrumba. No se a ti, pero a mí no
me
hace ni pizca de
gracia que la montaña se nos ría cuando vea todos los ladrillos
rotos y hechos añicos por todo el valle.

Venga, que te espero con la cena hecha y la tele encendida,
para que vengas y la apagues a besos.
Igual que mi fuego.
Igual que las llamas de esta playa poco
desierta y frecuentada.

11 comentarios:

Sergio dijo...

Deja la tele apagada y que entre directo a tu fuego, un acierto para tí y salud mental para él.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

En la franqueza del soliloquio hay un enternecedor fuego que enciende las emociones del lector.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Que la apague a besos...
Pero ya!!!

Luna dijo...

Un incendio total en esa playa...

Saludos y linda noche.

Sigo Soñando dijo...

Ya tarda en apagar ese fuego...

Besos desde mi refugio.

Sigo Soñando.

Lía! dijo...

Una confesión absoluta en donde de seguro con besos completará el proceso en que a apagar llegue la llama de tanto fulgor que invoca su pronta venida...
Me encanto tu forma de hacer espera.-

Un Gusto!

Rosa dijo...

Ay Ene como un bombero va a llegar a apagarte tele y fuego...

Besos desde el aire

Eduardo dijo...

Eso es puro fuego y lo demás son brasitas tibias.
O llega ya...o de esa montaña no queda ni el pino de la cima...
Un abrazo

Daniel Casares Román dijo...

para que vengas y la apagues a besos, Igual que mi fuego...

me encantó

Carla dijo...

Fuego total.

Besos.

RChS dijo...

Esa tele apagada ya ;)

Saludos