domingo, 20 de noviembre de 2011

Te beso

Hoy me he levantado con unas enormes ganas de escribirte. Y de verte. Y aquí estoy: frente a las teclas frías de un ordenador que se queja cada vez que lo enciendo. Llueve. Los cristales de mi casa se empañan en esta mañana mojada de otoño. Pronto nevará. ¿Vendrás? Seguro que sí. Estaré esperándote como cada día. Búscame paseando con Lea por la montaña. O con mi cámara de fotos -aquella con la que te sorprendía cada vez que salías de la ducha-. La música bien alta, ya me conoces. No me importa que tardes. Me basta con sentir tu tacto cálido sobre mi espalda. Las noches son demasiado frías, y no tiene nada que ver con este clima de montaña que me encanta. Es, más bien, que no estás entre las sábanas para calentarlas. Aun con la chimenea devorando leña hace un frío asqueroso. Es el peor... He decidido hacer para comer lo que tanto nos gustaba para el domingo -aunque yo sigo prefiriendo tu pecho-. Te guardaré un poco, sé que vendrás. No voy a cerrar las ventanas por mucho que llueva, te encantaba ese punto de locura en mí. El olor a lluvia me recuerda las tardes acurrucados bajo la manta en el sofá de arriba. También me encantaba cuando las tormentas nos sorprendían en mitad del paseo con Lea a 20 minutos de casa. Llegábamos empapados. Entonces la ducha caliente era una gran aliada. ¿Lo recuerdas? Claro que lo recuerdas. Esta noche me iré pronto a la cama. Mañana madrugo. Pero antes te enviaré esta carta. Ven a por mí. Cuida de esta pequeña loca que necesita tus besos más que el aire puro que se desliza por estas montañas. Te beso.

25 comentarios:

Sigo Soñando dijo...

Curioso.

Yo me he levantado con las mismas ganas que tú, teclearle a ese que algún día fue, ese que, quien sabe, algún día será...

En fin.

Me encanta todo lo que escribes.

Mil abrazos desde mi refugio helado.

Sigo Soñando.

Mandarina dijo...

Que largo...echaba de menos estos retazos aunque hoy estoy de tan buen humor que solo se mejora!

candela dijo...

Que vaya! :)

Besos

Summer dijo...

Vivo enamorada de tu blog. Ya está, ya lo he dicho.

Me encanta pasarme por aquí después de un tiempo y volver a descubrir por qué me gusta tanto este blog. Nunca dejes de escribir, tienes que prometérmelo.

Ojala que vuelva, que llame al timbre todo empapado y que recupere el tiempo perdido :)

Un saludo.

C. dijo...

Me encanta. Y me encanta más aún que habitualmente, no sé por qué. Quizás porque he sentido la distancia muchas veces o quizás porque la lluvia también me transporta a muchos lugares. No sé cómo lo haces pero tienes ese don para escribir y cortar la respiración del que lo lee. Nunca dejes de hacerlo.

Elendilae dijo...

Jo, me encanta. Por un momento me gustaría ser yo la que escribe esa carta, y siente ese frío y esa lluvia, y espera a que vuelva... ^^

Un besito

Kate dijo...

Yo he mirado y remirado el móvil en busca de un mensajito que remolonea en escribirme xD
Tras un mes ausente regreso con un microrrelato bajo el brazo ^^

Luna dijo...

Un beso escrito con el corazón...

Saludos muchos. Y linda noche.

FeoMontes dijo...

"...o duermo y dejo la puerta
de mi habitación abierta
por si acaso se te ocurre regresar;
más raro fue aquel verano
que no paró de nevar." Las letras del maestro Sabina son mi aportación a tu lista de sentimientos oportunos. Nunca se sabé; volverá o no, ni siquiera sabemos qué sería lo mejor. Al menos, ten por seguro que esas sábanas dejarán de temblar de frío, tarde o temprano.

Un beso.

Rosa dijo...

Si lee tu carta tiene que volar!!!
Preciosa!!!

Besos desde el aire

elinmigrantedelosversos dijo...

Hay tanto sentimiento en tus letras, que esa carta tiene que hacer su trabajo, tiene que ir y comprobar en persona porque has escrito todo eso. Preciosa.

Te deseo lo mejor. Besos.

Laira dijo...

Tus relatos me trasportan a una situación idílica, una casa en la montaña,un perro, una chimenea y una manta con la que cubrirse juntos.
¡Genial! ...como siempre.
Cada día me alegro más de haberte descubierto.

Nacho López Murria dijo...

Ojalá ÉL lea todo lo que se le está escribiendo

Lía dijo...

Conozco ese frío..

Hay días en los que tus cartas me emocionan especialmente, hoy es uno de ellos..

Besitos, guapa

Pitt Tristán dijo...

... y toma un té con ginseng...

Simplementeyo dijo...

Que genial relato, me he sentido metida en tus palabras acariciándome cada coma y cada acento, que paz en esta casa.

Besitos y sonrisas tecleadas:-)

Forgotten words dijo...

He estado un poco fuera del mundo bloguer pero vuelvo a estar por aquí y no podía haber elegido mejor manera que regresar que leyendo tu blog primero, simplemente me encanta :)
Escribes de una forma que haces que corazones como el mio salten de la emoción o se encojan de la tristeza, tienes un gran don :)

Jossie Prez dijo...

Me has dejado con el corazón anhelando... tu narrar me ha dejado con el corazón encogido, imaginando una soledad que de alguna manera no tendrá fin... escribes increible... Un saludo.

andré de ártabro dijo...

Hermoso .¡Que bien describes los sentimientos! , es imposible saber si si sientes lo que escribes , porque uno tiene la sensación de que escribes lo que sientes . y sientes , amor , naturaleza, pasión , emoción . vida.
Esta tu casa le pones tú todos los ingredientes para ser hermosa.
Un beso

DANI dijo...

Seguro que ya va de camino a través de esta horripilante lluvia...

Besazos enormes

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Me encanta leerte. Nunca dejo de hacerlo! me alegro que hayas vuelto con fuerzas!
Un beso muy fuerte!!!

Luján Fraix dijo...

HOLA AMIGA
HE LLEGADO AQUI POR CASUALIDAD Y AQUÍ ME QUEDO.

MUCHO SENTIMIENTO EN TUS PALABRAS, CON LA FUERZA QUE SÓLO DA EL AMOR AUTÉNTICO...

UNA FOTOGRAFIA DE UN EDÉN SOÑADO CON TODOS LOS MATICES.

HERMOSO.

TE INVITO A VISITAR MI SITIO PRINCIPAL.

lujanfraix.blogspot.com

CARIÑOS

TORO SALVAJE dijo...

Ya nadie escribe cartas tan bonitas.
Que bien eh...

Besos.

efa dijo...

La expresión del deseo y de la realidad.
Siempre que leo las descripciones de ese paisaje de montañas quedo impresionado.
Je, me reí con las fotos a la salida del baño.
Que sigas bien.
Salud

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

"(...) Aun con la chimenea devorando leña (,) hace un frío asqueroso.". El carácter epistolar exhabruptado -permíteme el término- por la ira del no tener, del no acompañar, del no vivir. ¡Bien expuesto!
Un abrazo.