sábado, 9 de abril de 2011

Perdidos en la montaña

Buscas el lado frío de la almohada y te encuentras conmigo. Las montañas aúllan soledad. Tu brazo, desobediente, acompaña a mi espalda bajo las sábanas. Atravesamos umbrales de caricias. La noche empieza a las 03:07h. de la madrugada de un sábado primaveral, también la vida. Acércame unos besos... que no llego. Con los ojos cerrados vemos mucho mejor, lo vemos todo. Silencio que lo dice todo, escuchamos atentos las palabras de la naturaleza y sentimos el viento curiosear desde fuera, sobre las paredes blancas. Duérmete, mañana volveremos a despertar frente a montañas curiosas.

1 comentario:

Frankie. dijo...

No sé si me hace bien leerte .. :D